Formosa, 19 de Noviembre de 2019
El tiempo - Tutiempo.net
Día por Día
{DESTACADO_1} {DESTACADO_2}
{DESTACADO_3}


PUERTO DE FORMOSA CARCOMIDO POR LA CORRUPCION DE LA OBRA PUBLICA: NO FUE EL AGUA DE LA CRECIENTE



08-11-2019  |  Formosa
    

El Puerto Nuevo de Formosa, que nunca se usó para cargas de producción, que no la hubo ni la hay, se continúa derrumbando, carcomido por la corrupción existente en la obra pública provincial.El gobierno de Gildo Insfran culpó, en el primer derrumbe, a la creciente del río Paraguay, y ahora a la bajante del mismo río, paradoja sólo entendible en el relato gildista, que dibuja la historia a gusto y paladar, relato que repiten el funcionariato y la prensa oficial y "amiga".




Continúa la venganza del Puerto de Formosa en contra de sus hacedores, se derrumba por sí solo, carcomido por la corrupción que sale a la vista de los formoseños, que comprueban que no es obra de las aguas poderosas del río Paraguay, ya que este vez no hubo crecidas, sino bajantes, es el derrumbe de la corrupción.

Esta vez el derrumbe afecto a un barco arenero que estaba amarrado a uno de los laterales del puerto que se vino abajo, en las cercanías de Isla de Oro.

Sin avergonzarse, los funcionarios de Insfran culparon a la bajante del río, como si las aguas altas fueran las encargadas de sostener la mega estructura: una repudiable tomada de pelo a los formoseños y una muestra cabal de qué, cómo y para qué se arma un "relato" ( del que tanto se habla): el relato es la creación de una realidad distinta a la realidad verdadera,es una realidad inventada por el ralator que en este caso es el gobierno de Gildo Insfran: la culpa es del agua y no de la corrupción. Si se impone el relato, se impone esa verdad falsa.

El gobierno responsabilizó a la atípica bajante del río Paraguay.

Funcionarios del gobierno de la provincia responsabilizaron esta vez a la bajante del Río Paraguay, sin haber hecho ningún estudio del derrumbe anterior y sin haber rendido cuentas a la población ni haber dado una sola explicación seria del caso.
Como en las tribus primitivas, Gildo Insfran, el Gran Cacique formoseño, le echa la culpa a la naturaleza y se refugia en el fatalismo de la vida, en lo inevitable de ir en contra de los fenómenos naturales como las crecidas y bajantes cíclicas del rio,

El administrador de la Dirección Provincial de Vialidad (DPV), el ingeniero Fernando De Vido, dijo al respecto que: “Hoy estamos teniendo en el Rio Paraguay una de las bajantes más críticas y extraordinarias, distintas condiciones naturales han generado un nuevo deterioro en la pared frontal del muelle de carga del Puerto Formosa, habíamos sufrido el colapso y derrumbe de un sector y hoy hemos visto que un sector a raíz de las grandes precipitaciones ha tenido un nuevo derrumbe”.

Fatalista como su patrón del 5° Piso, el Ingeniero, el mismo que hizo la vieja costanera ( en UTE con brasileños) que también se hundió en el río, minimizó lo sucedido y se refugió en el"milagro" de que " por suerte no hay que lamentar ningún “daño humano”. Creyente del poder de la naturaleza en contra del hombre aseguró que todos se debe a la fuerza descomunal del río, y aclaró que “Así como fue una situación desfavorable para la condición estructural, hoy esta situación nos permite trabajar con más facilidad”.

El puerto de la provincia nunca cargó barcos ni barcazas argentinas, sólo de vez en cuando cargó cinco o seis contenedores de UNITAN en barcazas paraguayas que atracaban para las fotos del puerto del modelo formoseño.







© Copyright | Hosting, Streaming y Desarrollo Web