Día por Día

13-02-2020  |  El Mundo

:  Los empresarios entre el apoyo y la desilusión por la falta de detalles sobre la estrategia de la deuda



Poblaron los palcos del primer piso de Diputados y siguieron con atención el discurso del ministro Guzman. La falta de más información frustró a algunos, pero primó el aval de rigor al funcionario



      
Los empresarios y sindicalistas que poblaron los palcos de la Cámara de Diputados del Congreso de la Nación se retiraron al término de la exposición del ministro de Economía, Martín Guzmán, con sensaciones encontradas y tal como lo dijeron los diputados de Cambiemos "con sabor a poco", aunque la mayoría de ellos no lo pudo decir.

Mientras los sindicalistas mostraron un apoyo de rigor explícito, los hombres de negocios fueron desde la comprensión a la falta de datos de un programa macroeconómico a la frustración por la escasez en los comentarios del ministro. En donde hubo apoyo unánime es en el reconocimiento a que Guzmán se haya presentado en el Congreso y que los hayan invitado.

“Me parece muy importante que el ministro, en un tema delicado y tan confidencial, esté en el Congreso informando”, dijo el titular de la Copal e integrante de la UIA, Daniel Funes de Rioja. Consultado sobre las expectativas respecto de los datos que escuchó, el abogado señaló que “podría aspirar, desde el punto de vista de los legisladores, a tener mayores datos, pero hay también que entender que se trata de una negociación delicada. De todas formas, para nosotros –los empresarios– que nos hayan invitado a escuchar al ministro nos parece un dato importante”, dijo Funes de Rioja en un tono comprensivo respecto del discurso de Guzmán.

Ahora lo importante es que se siente con los acreedores, les muestre que hay un proyecto viable y los números de ese proyecto
El empresario industrial José Urtubey también se mostró en línea con sus colegas y aseguró que “era previsible” la falta de detalles. A la hora de destacar los puntos sobresalientes, eligió el “espíritu de previsibilidad y la apuesta a la producción”. Consultado sobre la referencia que hizo de los impuestos, el hombre de la UIA dijo que “no hace falta que nos diga mucho, ya nos explicaron ese capítulo”.

“Fue una muy buena presentación de la situación actual del país”, señaló el titular del Banco Macro, Jorge Brito. “Fue claro al decir que con un ajuste no se va a ningún lado y me parece adecuado”, aseguró. A Brito no le sorprende la falta de detalles ya que “no puede porque hay una negociación en curso. Coincidí con lo que dijo Guzmán, ahora lo importante es que se siente con los acreedores, les muestre que hay un proyecto viable y los números de ese proyecto”.

Quien no se fue muy conforme fue otro industrial. Cristiano Rattazzi, titular de FCA Argentina, se mostró desilusionado. “Me parece que se olvidaron del cliente, que quieren que compre un producto pero no dicen nada del producto. Hay que explicar cuál es el programa. Además, se olvidaron de la parte de los privados”.

Carlos Heller, por su parte, destacó la “serenidad y la profundidad” del discurso de Guzmán. “Se puede ser profundo y transmitir absoluta convicción en tono sereno y sin levantar la voz. Heller destacó que el ministro habló de la “necesidad de llevar tranquilidad”. "La deuda se negocia, argentina tiene vocación de pagar pero en estas condiciones no puede pagar”, dijo el banquero y diputado de Frente de Todos.

En la misma línea se mostraron los representantes de las entidades del campo. Aunque las autoridades de CRA, Sociedad Rural y Federación Agraria no estuvieron presentes, sí hubo miembros de las mesas directivas de cada uno. “No nos gustó, esperábamos más información. No es más de lo que ya se dijo”, señaló un represente del campo que pidió anonimato.

Apoyo sindical
Los sindicalistas se mostraron mucho más cercanos al discurso de Guzmán, en especial porque el ministro habló de recuperar el poder adquisitivo. Así lo dijo el sindicalista de Obras Sanitarias, José Luis Lingieri, quien señaló que el movimiento obrero “va a acompañar". "Este es un año complicado, difícil, nos parece bien que no haya un ajuste fiscal y que se apueste al crecimiento del país. Nosotros vamos a acompañar mientras podamos”, expresó.

Por su parte, el titular de la CGT, Héctor Daer, dijo que Guzmán planteó “un panorama realista” y justificó la falta de detalle comparándola con una discusión paritaria. “A veces lo que se dice en público son globos porque estás en medio de una discusión y no se pueden mostrar todas las cartas. La negociación por la deuda es como una paritaria, se puede destrabar a último momento, así que hay que esperar”.

El mercado y su reacción

Hubo dos dichos del ministro Guzmán que parecieron pasar inadvertidos pero que los hombres del mundo financiero que estaban en los balcones no los dejaron pasar. El primero fue que el ministro dijo que los títulos de ley argentina van a ser tratados igual que los de ley de Nueva York; el segundo, y el que generó mayor malestar, es que finalmente adelantó que la convergencia hacia un déficit cero será recién en 2023.

“En el caso de que no va a hacer distinción, lo que seguramente veremos es que los bonos locales que están 30% abajo de los Nueva York seguramente pegarán un salto y se acomodará al alza”, explicaba un financiero que siguió atentamente la exposición de Guzmán.

“El segundo punto y quizás el más importante, es que el mercado descarta que la convergencia iba a ser en 2021 y ahora que el ministro dijo que recién será en 2023. Lo que deja entrever es que necesita una quita mayor a la que se había pensado”, agregó.

Al término del encuentro, los sindicalistas fueron de los primeros en retirarse mientras que los empresarios y banqueros se quedaron a escuchar a los diputados y sus preguntas.



    © Copyright   |   WhatsApp: 3704 032487   |  Email: ualdeformosa@yahoo.com